Láminas de boniato, anguila ahumada caramelizada y puré de rebozuelos con vainilla

aperitivos

Un aperitivo de temporada, que también nos viene perfecto para servir en comidas navideñas. Se trata de un milhojas de boniato morado asado, con su punto de sal, que combina con un lomo de anguila ahumada caramelizada; servido en modo de mini sándwich. Se acompaña con unas puntas de puré de rebozuelos aromatizado con semillas de vainilla.

Ingredientes:

2 boniatos morados (podemos utilizar cualquier tipo de boniato si no encontramos el morado)
una pizca de sal
un hilo de aceite
3 lomos de anguila ahumada
½ cucharadita de azúcar
120 g de rebozuelos
30 g de cebolla tierna
120 g de caldo de verduras
30 g de mantequilla
una pizca de sal y pimienta
¼ de vaina de vainilla
tomillo fresco
sal de vino tinto (en su defecto, escamas de sal)

Elaboración:

Pelamos el boniato y cortamos láminas muy finas con ayuda de una mandolina, les damos el punto de sal.
Una vez tenemos todas las láminas de boniato con el punto de sal, colocamos una lámina sobre la otra y cortamos del mismo tamaño. Precalentamos el horno a 110º . Disponemos el milhojas de boniato en una bandeja, forrada con papel sulfurizado, le ponemos un hilo de aceite y horneamos durante 45 minutos. Para evitar que se reseque lo tapamos con papel de aluminio, de este modo obtendremos un milhojas meloso.

Cortamos los lomos de anguila ahumada del mismo tamaño que las láminas de boniato. Esparcimos una pizca de azúcar sobre una cara del lomo, y con ayuda de un soplete caramelizamos. Reservamos.

Picamos la cebolla y la pochamos en una sartén con un hilo de aceite. Cuando empiece a coger color añadimos los rebozuelos y una pizca de sal. Sofreímos durante 5 minutos. En el baso de la batidora eléctrica introducimos la mezcla de cebolla y setas, el caldo de verduras (que debemos tener caliente), la mantequilla y las semillas de ¼ de vaina de vainilla (con la punta de un cuchillo abrimos longitudinalmente la vaina de vainilla y raspamos las semillas). Trituramos bien hasta obtener una crema muy fina. Introducimos en un biberón para servir.

Montamos el bocado para ello extraemos del horno el milhojas de boniato, lo giramos, separamos por la mitad y en el centro colocamos el lomo de anguila ahumada caramelizada. Depositamos en el plato de servir. Con ayuda del biberón depositamos una punta de puré de rebozuelos sobre una esquina del milhojas y decoramos el plato con pequeñas puntas de puré. Decoramos con un tallo de tomillo fresco y sal de vino tinto, o escamas de sal.

Láminas de boniato, anguila ahumada caramelizada y puré de rebozuelos con vainilla
Share

Recetas recientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *