Gofre salado de patata violeta y trufa negra, con espuma de queso pecorino y lascas de trufa fresca

BRUNCHPRIMEROS

 

Un brunch singular, o un primer plato sorprender: gofre de patata y trufa con queso. La base es la de un gofre salado al que he añadido puré de patata violeta y trufa negra rallada, que le aporta un sabor espectacular. Se acompaña con una espuma de queso italiano pecorino, que combina a la perfección con unas lascas de trufa fresca.

 

Ingredientes para 6 personas:

1 trufa negra fresca ( de Noir et Blanc Truffes)

Para el gofre salado de patata violeta y trufa:
1 patata violeta  (aproximadamente 100 g de patata)
230 g de harina
2 huevos
400 ml de leche
100 ml nata líquida
100 g de mantequilla
2 cucharaditas de levadura en polvo
una pizca de sal

Para la espuma de queso pecorino:
200 ml  nata líquida
150 g de queso pecorino
Pizca de sal
Una carga de N2O

Elaboración:

Preparamos la espuma de queso pecorino, para ello ponemos a calentar la nata en un cazo. Cuando haya cogido temperatura añadimos el queso (que previamente rallamos) y una pizca de sal. Removemos a fuego bajo un par de minutos. Retiramos del fuego, colamos e introducimos en un sifón. Colocamos la carga, agitamos y guardamos en la nevera mínimo un par de horas.
Disponemos un cazo al fuego con la leche y la mantequilla, en cuanto la mantequilla se ha fundido retiramos el cazo del fuego, dejamos templar y reservamos.

Envolvemos en papel film la patata violeta y la cocinamos en el microondas durante 8 minutos (de este modo el color intenso violeta de la patata no se perderá). Extraemos el papel film, pelamos y chafamos la patata violeta con un punto de sal. Reservamos
En un bol introducimos la harina, la levadura, una pizca de sal, y el huevo; mezclamos bien, añadimos el puré de patata violeta y la mezcla de  leche y mantequilla. Batimos bien con un túrmix hasta obtener una masa lisa y homogénea. Rallamos media  trufa negra en la masa. Reservamos

Ponemos a calentar la gofrera (en mi caso utilizo una que va directamente al fuego), pero puede utilizarse una gofrera eléctrica. Echamos un cucharón de la masa de gofre y cerramos la gofrera. Dejamos al fuego 2 minutos por lado, a fuego medio-alto, hasta que esté ligeramente dorado. Retiramos el gofre y dejamos templar sobre una rejilla. Seguimos la operación con el resto de la masa.

Cortamos los extremos de los gofres (para que se aprecie su color violeta) y disponemos en el plato de servir.
Extraemos el sifón del frigorífico y echamos la espuma de queso pecorino sobre el gofre, en un extremo. Finalmente disponemos unas lascas de trufa fresca.

Gofre salado de patata violeta y trufa negra, con espuma de queso pecorino y lascas de trufa fresca
Share

Recetas recientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *