Parmentier de calabaza asada y mantequilla ahumada, con crème fraîche y huevas de salmón

PRIMEROS

Un parmentier un tanto inusual. En este caso lo he preparado con calabaza asada, que le aporta un sabor más intenso que la calabaza hervida, con el propio azúcar que carameliza la calabaza al asarse. He utilizado mantequilla ahumada para elaborar el parmentier y así para potenciar el sabor, mucho más campestre e intenso.
Unas gotas de crème fraîche le aportan untuosidad y frescor, que se alternan con huevas de salmón.

Ingredientes:

2 calabazas “violín” (500 g de calabaza asada)
100 g de Crème Fraîche
100 g de mantequilla ahumada (en su defecto mantequilla normal)
80 g de agua caliente
½ cucharadita de sal
Una pizca de pimienta
Huevas de salmón
Eneldo fresco
Un hilo de aceite de oliva

Elaboración:

Cortamos longitudinalmente una calabaza “violín” en dos mitades, la colocamos con la piel  hacia arriba en una bandeja de horno, previamente forrada con papel sulfurizado. Horneamos con el horno precalentado a 200º durante 30 minutos.
Transcurrido el tiempo volteamos la calabaza y con ayuda de una cuchara retiramos  500g de calabaza asada. Reservamos.

Para elaborar el parmentier introducimos en un bol la calabaza asada, la sal, la pimienta, el agua caliente y la mantequilla ahumada (a temperatura ambiente). Trituramos con un túrmix.

Disponemos el parmentier de calabaza asada en un plato, y con ayuda de un cuchillo depositamos pequeñas puntas de Crème Fraîche sobre la mitad del plato. Añadimos las huevas de salmón, unas gotas de aceite y decoramos con eneldo fresco.

Parmentier de calabaza asada y mantequilla ahumada, con crème fraîche y huevas de salmón
Share

Recetas recientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *