Zanahoria asada/ yogur/ anguila ahumada/ aire de naranja/ pimienta rosa/ eneldo

primeros

La base de este plato es muy simple: unas zanahorias al horno,  jugosas , con un punto terso y dulzón (al caramelizar un poco su propio azúcar en el horno). El aderezo las convierten en algo mucho más interesante por sus contrastes de sabor. Yogur con punto de sal, anguila ahumada, aire de naranja, pimienta rosa y eneldo fresco; no solo decoran sino que proporcionan un contraste de sabores muy potente a estas zanahorias.
Se consume a temperatura ambiente o fría;  nos serviría como acompañamiento  o como aperitivo.

 

Ingredientes para 4 personas:

4 zanahorias enteras
Sal
1 yogur natural sin azúcar
Aceite de oliva
2 lomos de anguila ahumada
Pimienta rosa
Hebras de eneldo fresco
2 naranjas
1,5 g de lecitina de soja

Elaboración:

Limpiamos las zanahorias, las secamos y las depositamos en el centro de  una hoja de papel sulfurizado, las salamos y le ponemos un hilo de aceite (en mi caso, he querido servir la zanahoria con el tallo de la misma a modo decorativo, para ello tan sólo debemos cortar el tallo de la zanahoria con un poco de la base y reservarla sin introducir en el horno). Introducimos  las zanahorias en el horno precalentado a 180º, y horneamos durante 30 minutos. Si se nos doran demasiado, las cubrimos con papel de aluminio. Transcurrido el tiempo, las sacamos de horno y las dejamos enfriar a temperatura ambiente; las pelamos con cuidado de extraer tan sólo el velo de piel y reservamos.
Batimos el yogur con un punto de sal y un hilo de aceite de oliva. Reservamos.
Cortamos en rodajas los lomos de sardina ahumada. Reservamos.
Para elaborar el aire de naranja, extraemos el jugo de las naranjas, lo colamos y lo introducimos en un bol junto a la lecitina de soja (1,5 g de lecitina de soja por 100 ml de zumo de naranja) e introducimos el minipimer en la superficie de la mezcla. Batimos a velocidad alta superficialmente, permitiendo de este modo que se introduzca aire en el líquido y obteniendo finalmente “aire” lleno de burbujas en el extremo contrario al lugar donde hemos introducido el minipimer. Reservamos.
Montamos la zanahoria, para ello con ayuda de un cuchillo muy afilado cortamos longitudinalmente la zanahoria en la parte superior (con cuidado de desechar muy poca cantidad de la misma), para obtener una base de zanahoria lisa y plana.
Sobre la superficie colocamos un poco de yogur batido, unas rodajas de anguila ahumada y  bayas de pimienta rosa. Con una cuchara depositamos pequeños montoncitos de aire  de naranja sobre la anguila ahumada y finalizamos con una hebras de eneldo fresco.

Zanahoria asada/ yogur/ anguila ahumada/ aire de naranja/ pimienta rosa/ eneldo
Share

Recetas recientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *