Pavlova de té matcha y fresas/ crema de yogur y chocolate blanco/ sirope de fresas

BRUNCHDULCES

Una merengue seco de té matcha, con el característico punto amargo que este ingrediente le proporciona; alternándose entre capas de sirope de fresas frescas (elaborado en casa) y capas de una untuosa mezcla de yogur, chocolate blanco, nata y té matcha. Una receta que elaboré en el confinamiento y que sólo  compartí en su momento a través de Instagram.  Un postre fácil de hacer, nada empalagoso y  que resulta ideal para tomar en un brunch.

Ingredientes  para 2 personas:

3 claras de huevo a temperatura ambiente.
100 gr de azúcar.
unas gotas de vinagre
una pizca de sal.
1/2 cucharadita de de té matcha
50 ml de agua
50 g de azúcar
el zumo de ½ limón
150 g de fresas
50 g de fresas
100 ml de nata líquida
100 g de chocolate blanco
un yogur natural
½ cucharadita de té matcha.

 

Elaboración:

Montamos las claras en el bol con una pizca de sal. Empezamos  montando con las varillas a velocidad media. Cuando las claras empiezan a coger consistencia vamos introduciendo el azúcar, poco a poco y sin dejar de montar. Aumentamos la velocidad y dejamos montado las claras 3 minutos, a continuación añadimos las gotas de  vinagre y una cucharadita de té matcha, batimos un minuto más.

En una bandeja de horno colocamos papel sulfurado y con ayuda de una espátula colocamos el merengue dando forma de volcán. Procedemos de igual modo formando 4 volcanes de merengue.Introducimos en el horno precalentado a 115 º durante 1 hora.
Transcurrido este tiempo dejamos que se enfríen los merengues secos sobre una rejilla.

Para elaborar el sirope de fresas, ponemos a hervir en un cazo 50 ml de agua junto a 50 g de azúcar y el zumo de medio limón. Cuando arranque a hervir añadimos 150 g de fresas cortadas en  brunoise y dejamos hirviendo durante 15 minutos.
Trituramos y colamos. Reservamos.

En un cazo al fuego disponemos 100 ml de nata y 100 g de chocolate blanco, removemos hasta que se disuelva el chocolate en la nata. Retiramos del fuego,  de dejamos templar a temperatura ambiente.  Añadimos el yogur y ½ cucharadita de té matcha. Reservamos.

Montamos la pavlova: en la base colocamos un merengue crujiente de té matcha, sobre éste  disponemos un par de cucharadas de la mezcla de chocolate blanco, yogur y nata; unas fresas frescas troceadas y un hilo de sirope de fresas. Colocamos la segunda capa de merengue, de crema y de fresas. Finalizamos espolvoreando té matcha.

Pavlova de té matcha y fresas/ crema de yogur y chocolate blanco/ sirope de fresas
Share

Recetas recientes

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *